web builder
Mobirise

Articulo Mensual

APRENDIENDO DIA A DIA.

Apreciables padres de familia y alumnos, les damos la más cordial bienvenida a ciclo escolar 2019-2010, con el inicio de un nuevo ciclo, damos inicio también a una serie de experiencias nuevas, para nuestros hijos y para nosotros como padres de familia; es por eso que dedicamos este articulo a compartir con ustedes algunos de los cambios que las niña y niños de preescolar viven en su llegada a nuestra escuela, para que de esta forma , tengamos una más clara idea de cómo poder apoyarlos y lograr así una plena adaptación a su escuela.

El primer gran cambio que viven los alumnos, es sin duda la separación de sus padres, en la mente de los niños, un temor al abandono se encuentra presente, es por eso la negación o resistencia al ingreso a la escuela; para poder apoyarlos, debemos crear confianza en que regresaremos por ellos a la escuela, al hablar de ello también es importante comentar las actividades que nosotros realizamos mientras ellos permanecen en el prescolar, también pueden mencionar que se sienten felices o alegres por todo lo que ellos aprenden y hacen a diario en su escuela.
Otro gran cambio es con respecto al tiempo que permanecen en su institución escolar, ya que el hecho de permanecer “tanto tiempo” fuera de casa, es una anormalidad para ellos; para abordar este tema, es necesario hacer la reflexión sobre todas las actividades que ellos desarrollan durante el tiempo escolar, el aprender con sus maestras y/o maestros, jugar, comer, compartir, cantar, conocer amigos, etc.
Sin duda alguna la comunicación es otro de los factores que en ocasiones puede interferir en un periodo de adaptación, ya que los alumnos aun están en el periodo de conocer a las personas que están con ellos (maestras, maestros y compañeros). El hablar y comunicarse libremente en ocasiones les toma tiempo, pero en medida de que nosotros mencionemos que, en la escuela, la maestra, es quien le puede ayudar en cualquier situación que se le presente, tendrá un respaldo de las personas en quien más confían, es decir, papá y mamá. En ocasiones nos encontramos con la dificultad o falta de lenguaje, lo que hace complicado el proceso de comunicarse, en este caso, debemos apoyar a que el menor comience a comunicar situaciones básicas, como lo son: avisar si hay necesidad de usar el baño, hablar o comunicar sobre algún malestar o dolor y otro factor importante, si necesita ayuda para realizar alguna acción, recordemos que el proceso de comunicación se puede realizar mediante mímica y gestos, además del lenguaje oral. Al llevar a cabo estas recomendaciones, creamos seguridad y confianza en el proceso de comunicación de los menores, el cual, se desarrollará paulatina y favorablemente.


El último de los factores que se mencionará, es el factor de la autonomía e independencia. Cuando el alumno ingresa al preescolar, se enfrenta con la falta de ayuda o apoyo para realizar sus acciones, o por lo menos es esta la idea que mantiene, ya que en la escuela deben realizar por si mismos la mayoría de actividades de su día a día, situaciones tan sencillas como reaccionar al llamarles por su nombre o tan complejas como cuidar sus objetos personales; en ocasiones, cuando los menores están en casa y con la compañía de los padres de familia o familiares, los niños no tienen la necesidad de “esforzarse”, ya que nosotros proveemos sin que el menor siquiera lo haya pedido; los llevamos siempre al baño y nos encargamos de su aseo, recogemos y ordenamos sus objetos tirados, incluso les damos de comer en la boca, etc. En un ambiente escolar, el alumno, con apoyo de sus maestras deberá ser capaz de comunicar sus necesidades y demandas, así como de resolver pequeñas situaciones que le generan un reto, por ejemplo; ir por sus materiales solo y regresarlos a su lugar al terminar de utilizarlos. Para ello debemos poner en práctica, en casa, que el menor realice la mayoría de las actividades por sí solo, de acuerdo a sus habilidades y siempre con apoyo y compañía, enseñándole con ejemplos como se realizan las acciones para que luego ellos las realicen.
Dentro del pequeño gran mundo del preescolar, estas son solo algunas situaciones de las que nuestros alumnos enfrentan día a día, las cuales aprenden, superan y mejoran con gran rapidez y entusiasmo; colaboremos en conjunto para lograr que nuestras y nuestros alumnos se sientan seguros, cómodos, en confianza y felices, en esta que es su segunda casa.

© Esau de Santiago - All Rights Reserved