html web templates

“Ojalá no hubieras nacido”

Una frase fuerte, que tal vez varios hemos dicho cuando estamos molestos o frustrados, a lo mejor no lo has dicho tal cual, pero lo has dado a entender con otras palabras o acciones.
Me gustaría que reflexiones sobre el impacto que tienes como individuo que forma parte de la sociedad; como madre, como padre, como hijo (a), o como hermano(a). Las palabras son poderosas, las podemos utilizar para construir o para destruir, de ti depende que las palabras que le dirijas hoy a los que te rodean ayuden a que esa persona tenga un mejor día o le refuercen la idea de “Ojalá no hubiera nacido”.
El suicidio es un tema social, no un problema sólo de “esa familia, de ese chico o esa chica”, y como tú formas parte de esta sociedad, está también en tus manos hacer algo para ayudar. La mejor forma de hacerlo es escuchando y acompañando. Nadie sabe las batallas que está luchando el otro, pero si escuchas y acompañas a la persona para buscar apoyo de un profesional entonces puedes estar en paz ya que estás haciendo algo al respecto, aunque el desenlace ya no dependa de ti.
Hoy y todos los días sé esa diferencia para alguien, escucha a quien observas necesitado, expresa palabras de ánimo o cariño a quien continuamente recibe reclamos, haz sentir a los demás que hoy es un buen día por haber hablado contigo. Y principalmente, compartamos la alegría de vivir con nuestros niños.

Psic. Georgina Flores Lara 

Mobirise

© Esau de Santiago - All Rights Reserved